Subject Matter Art

09.13.2016

Subject Matter conversa con nuestro artista Yago Partal


¿Cuándo te interesó la fotografía por primera vez?

Mi interés en la fotografía empezó cuando estaba haciendo bachillerato artístico en el instituto. Tenía tres profesoras maravillosas que nos llenaban de motivación y nos daban la oportunidad de experimentar con muchas disciplinas. Fue una época difícil para mi pues había pasado por una enfermedad grave, obviado parte de mi adolescencia y estaba bastante perdido. Siempre había dibujado para escapar de mis problemas, pero en ese momento encontré en la fotografía una manera mas inmediata de expresarme. Ellas tres junto a mis compañeros me dieron una buena patada en el culo para hacer lo que realmente quería.

 

¿Cuándo te diste cuenta que querías ser más fotógrafo que diseñador conceptual? ¿Hubo un momento específico para ti?

La verdad que no me considero ni una cosa ni la otra. Siempre prefiero no etiquetar las cosas pues es limitarlas a lo que entendemos de ellas semánticamente. Me gusta el diseño conceptual, me apasiona la fotografía, la ilustración, las videocreación y otras disciplinas artísticas. Mi trabajo se mueve entre ellas de manera orgánica, según me va surgiendo y he aprendido a no forzarlo. Mi mente no quiere quedarse con una cosa solo así que imagino que a la larga mi obra estará anclada entre diversas disciplinas y no solo una. Es algo que ya se ve.

 

¿Como fue la experiencia de trabajar con un icono el cine como Pedro Almodóvar?

Mi trabajo para su película fue a través de la empresa de efectos especiales. Yo colaboraba en esa época con ellos como diseñador conceptual. David, mi jefe, me encargó los diseños de máscara, cicatrices, cortes de pelo de Elena Anaya y maniquí de cirugía. Hice varios diseños que una vez aprobados por Almodóvar se encargaron de llevar a la realidad. Pedro Almodóvar es uno de los grandes autores de cine contemporáneo y poder participar en una de sus películas fue maravilloso.

 

¿Que artistas te inspiraron al iniciar tu carrera como fotógrafo?

Poder plasmar la realidad sobre un papel con absoluta inmediatez es algo que me fascinaba. Autores como Diane Arbus o Richard Avedon que plasmaron realidades tan lejanas a mi y a la vez las convierten en tan cercanas. El fotoperiodismo. Mas tarde la capacidad de algunos autores para manipular esas realidades y generar contextos nuevos, como Cindy Sherman Gregory Colbert, Alex Prager o Gregory Crewdson, mi fotógrafo de cabecera. También el mundo de la manipulación fotográfica desde Joel Peter-Witkin a Oleg Dou o Erwin Olaf.

 

¿Qué le inspiró para crear los Zoo Portraits?

Desde pequeño he sentido una gran conexión y respeto por el mundo animal. Quería estudiar Zoología, pero tuve que elegir. A parte una gran influencia por las series de dibujos que veía en mi infancia. Eso sumado a mi proceso de aprendizaje en el mundo de la manipulación fotográfica e ilustración.

 

Explícanos un poco el proceso de crear Zoo Portraits.

Al igual que con otros de mis trabajos, me cuesta etiquetarlos. Están a medio camino entre el fotomontaje, la ilustración y el collage. Serían ilustraciones digitales hiperrealistas que parten de un fotomontaje a partir de un collage de muchas partes de distintos animales. Después los visto con ropa que creo que les pega o sienta bien.

 

Actualmente, ¿Te encuentras trabajando en algún proyecto nuevo?

Estoy preparando mi primer cortometraje el cual he desarrollado durante el último año y medio. Y trabajo actualmente en una nueva serie de fotografía con un fondo más social. Siempre he desarrollado mis proyectos con mucha rapidez por mi necesidad de apremio, de inmediatez. En estos dos proyectos he decidido por primera vez dedicar el tiempo necesario para su desarrollo y no limitarme por el tiempo.

 

¿Cuéntanos qué te encanta de Barcelona?

Es una ciudad en la que me encanta vivir. Es grande pero lo suficiente asequible para que puedas llegar a todos sitios en menos de una hora. Tiene playa, montaña y el clima es inmejorable. Hay una parte de cultura y subcultura fuerte que la convierte en una de las principales ciudades europeas. Me gusta la sensación de estar en un lugar donde conoces los rincones y lo que sucede, puedes encontrar gente conocida por la calle pero a la vez te permite el anonimato de una gran ciudad. Mi lugar favorito de la ciudad es el Call, el antiguo barrio judío de la ciudad. Es un lugar mágico.

Comments are closed.